Consejos para un correcto mantenimiento de tu aire lavado

Los aires lavados son una herramienta muy útil para mantener el aire de nuestras casas y oficinas fresco y limpio. Aunque su mantenimiento puede parecer complicado, es realmente sencillo y puede hacerse en casa. En este artículo, te enseñaremos cómo dar mantenimiento a un aire lavado de manera sencilla y efectiva.

¿Qué es un aire lavado?

Los aires lavados son un tipo de purificadores de aire que funcionan mediante un sistema de evaporación. Estos aparatos toman el aire caliente y lo hacen pasar a través de un filtro húmedo, donde el agua atrapa las partículas de polvo, pelo y otras impurezas. Posteriormente, el aire limpio y fresco se expulsa al ambiente a través de un ventilador.

¿Por qué es importante el mantenimiento de un aire lavado?

El mantenimiento del aire lavado es fundamental para asegurar su correcto funcionamiento y prolongar su vida útil. Si no se realiza un mantenimiento adecuado, el filtro húmedo se puede llenar de impurezas, lo que dificultará la evaporación del agua y reducirá la eficiencia del purificador de aire. Además, si el filtro no se limpia con regularidad, puede acumular bacterias y hongos que podrían afectar la calidad del aire que se expulsa al ambiente.

¿Cómo dar mantenimiento a un aire lavado?

Para mantener un aire lavado en perfectas condiciones, es necesario realizar una serie de tareas de limpieza con cierta regularidad. A continuación, te explicamos en detalle los pasos que debes seguir para dar mantenimiento a tu purificador de aire:

Paso 1: Desconectar el aire lavado

Antes de empezar a limpiar el aire lavado, es fundamental que este se encuentre desconectado de la corriente eléctrica. De esta forma, evitarás posibles accidentes y podrás trabajar de manera segura.

Paso 2: Vaciar y limpiar el depósito de agua

El depósito de agua es una de las partes más importantes del aire lavado, ya que es donde se almacena el agua que se evapora y se filtra el aire. Por esta razón, es fundamental vaciar y limpiar el depósito con cierta regularidad. Para ello, retira el depósito del aire lavado y vacía el agua que contenga. Luego, utiliza un trapo o esponja humedecida con agua y jabón para limpiar el interior del depósito. Por último, enjuaga con abundante agua y deja secar al aire.

Paso 3: Limpiar el filtro húmedo

El filtro húmedo es la pieza que se encarga de atrapar las impurezas del aire y de evaporar el agua para purificarlo. Por esta razón, es importante limpiarlo con regularidad. Para hacerlo, sigue estos pasos:

  • Retira el filtro húmedo del aire lavado.
  • Enjuaga el filtro con agua fría bajo el grifo para eliminar el polvo y otras impurezas.
  • Si el filtro se encuentra muy sucio, puedes dejarlo en remojo en agua y jabón suave durante unos minutos.
  • Enjuaga el filtro con abundante agua limpia para eliminar cualquier resto de jabón.
  • Deja secar el filtro al aire libre o utilizando un ventilador.

Paso 4: Limpiar el ventilador y las rejillas de entrada y salida de aire

El ventilador y las rejillas de entrada y salida de aire son las piezas que permiten que el aire limpio y fresco circule en el ambiente. Por esta razón, es fundamental limpiarlas con cierta regularidad. Para hacerlo, sigue estos pasos:

  • Utiliza un cepillo o paño suave para retirar el polvo y las impurezas de las rejillas de entrada y salida de aire.
  • Utiliza un cepillo pequeño o una aspiradora para retirar el polvo y las impurezas del ventilador.

Paso 5: Volver a montar el aire lavado

Una vez que todas las piezas del aire lavado estén limpias y secas, vuelve a montar el aparato siguiendo las instrucciones del fabricante. Asegúrate de que todas las piezas queden correctamente ajustadas para evitar fugas de agua o de aire.

Datos finales

Dar mantenimiento a un aire lavado es fundamental para asegurar su correcto funcionamiento y prolongar su vida útil. Siguiendo los pasos que te hemos mostrado en este artículo, podrás limpiar tu purificador de aire de forma sencilla y efectiva. Recuerda realizar estas tareas de limpieza con cierta regularidad para mantener el aire de tu hogar o oficina limpio y fresco en todo momento.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *